Tomates "Cherry" en botellas de plástico colgantes

En caso que no tengas un patio muy grande, o simplemente prefieras plantar tus tomates del tipo "Cherry" o similar de manera colgante, evitar colocar tutores y utilizar "tu propio diseño de tierra para optimizar el sabor", puedes darle uso a botellas de plástico utilizadas. Este proyecto es muy simple y te tomará una media hora como máximo para completarlo.


Materiales

  • Botellas PET de 2 litros

  • Cuchillo cartonero

  • Tijeras

  • Tornillos

  • Palillos (pueden ser del tipo tarugo o más delgados incluso)

  • Filtro de café

  • Cuerda o alambre grueso

  • Bolsa o manga plástica negra gruesa

  • Cinta aislante eléctrica negra

  • Plántulas de tomate, que puedes haber cultivado previamente en un almácigo a partir de semillas

Antes de empezar a trabajar debes calcular el número de botellas y plantas de tomate que necesitarás, dependiendo del espacio del que dispongas o pretendas destinar para tu proyecto.


Instrucciones


1. Lava una (o más) botella/s de plástico de 2 litros o de tamaño mayor. Preferentemente retira la etiqueta.

2. Corta la parte de abajo de la botella.

3. Coloca la parte inferior en el interior de la botella en una posición invertida. Debe encajar cómodamente.

4. Sujeción de la botella: realiza dos agujeros en los laterales para insertar un palillo. Asegúrate de que los agujeros estén en la misma posición para cuando te quede en equilibrio.

5. Perfora la parte inferior de la botella. Realiza de 10 a 15 agujeros para que la propia botella actúe como regadera.

Así quedará el dispensador de agua:

6. Elige una planta de tomate que todavía no sea muy grande.

7. Coloca la planta en la botella. A través de un agujero pasa la planta por el centro del filtro de café. Envuélvelo suavemente alrededor de la base que cubre la tierra.

8. Saca la planta por el cuello de la botella. Con mucho cuidado, pasa la planta de tomate a través del cuello de la botella. 

9. Coloca la botella boca abajo y rellena con con el tipo de tierra que prefieras, de preferencia compostada. No olvides dejar espacio para el dispensador de agua.

10. Pasa el palillo a través de los agujeros.

11. Asegura el alambre o cuerda para colgar la planta. Esto es importante por seguridad, ya que es el sistema que aguantará la planta para que no se caiga.

12. Llena con agua en depósito. Cuando riegues, puedes agregarles nutrientes y bioestimulantes radiculares en base a algas marinas por ejemplo, para mejor la calidad de tu cultivo.

13. Las raíces hay que protegerlas de la luz, mientras la mata misma, ojalá reciba mucho sol. Para la protección de las raíces contra la luz. envolver la botella con la bolsa plástica, asegurando las uniones con cinta aislante.

También puedes envolverlo adicionalmente con un paño de cocina de lino, para mejorar la apariencia.


A continuación algunas muestras más de tomates colgantes:

Por último, aquí hay un video que también es muy ilustrativo:


94 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo